Folgen

  • El trigo da vida.1) Muere: Vos y yo sabemos que hay cosas a las cuales tenemos que morir, pero es para cosas mejores. Morir a gustitos personales, como, por ejemplo, esa mamá que quiere ver tal programa de tele, pero sus hijos en ese mismo instante le piden que los ayude con las tareas. Eso es morir a uno para los demás. Como ese padre o madre de familia que debe ir a laburar para darle lo necesario a su familia. Hasta conocí personas que buscaban otro trabajo más, casi trabajando 18 horas al día, para pagar el viaje de egresados de su hija, eso también es morir… Hay muchas formas de morir a uno para vivir y dar vida. Vos, ¿a qué morís para ayudar a la vida de otros? ¿Podrías mencionar 3 cosas que moriste a vos por otro(s)?2) El que se ama: Es producto del narcisismo cuando siempre está el reflector en vos y querés que todo gire alrededor tuyo. Cuando sos narcisista te morís, y matas. Querés tener todas las miradas hacia vos y solo a vos, buscas todo el tiempo que todo se enfoque hacia tu persona y te querés lucir, hasta liquidando a personas que están cerca tuyo. A un narcisista no le importa el precio que tiene que pagar, con tal de lucirse y aparecer. Es capaz de traicionar, mentir y hasta herir a las personas que ama, con tal de aparecer y tener una imagen potente.3) Servir: Dios te invita a servir, a darte y entregarte. No hay mejor remedio contra el narcisismo que las obras de caridad. Te aseguro que, si desde el inicio, trabajas con tus hijos o cercanos para hacer una obra de caridad, podrán ir venciendo ese narcisismo que todos tenemos. Te aseguro que ir a visitar enfermos o ancianos ayuda a vencer ese narcisismo. El dar de comer a gente hambrienta es remedio para vencer el narcisismo. ¿Te animás a hacer alguna obra de caridad? ¿Qué..? Cumplilo, no te mientas, si te lo propones lo vas a hacer… Hasta el cielo no paramos.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Hacerse como niños, no aniñados.1) El más grande: Para crecer en la vida cristiana se necesita de humildad y sencillez. Hoy Dios nos propone buscar vivir con sencillez y no andar complicándonos tanto la vida. En este mundo, por buscar riquezas, puestos o reconocimiento, nos vamos complicando cada día más, olvidándonos que la clave es vivir sencillamente y amando lo que tenemos. Como decía Chaplin: «No tengo todo lo que quiero, pero amo todo lo que tengo». Ama a tu gente, a tu familia, a los que te acompañan día a día.2) No despreciar: Hoy Jesús te propone saber incluir y ayudar a que nadie se sienta excluido, ni de tu vida, ni de la Iglesia. Hoy te propongo un gesto simple y sencillo: «el buen trato». Es algo tan común y tan difícil al mismo tiempo. Qué importante es tratar bien a las personas, mirar a los ojos cuando se habla (y no la pantalla del celular), ser respetuoso con todos y, si alguien no piensa igual que vos en ciertos temas, no es necesario atacar su vida privada o ridiculizarlo. Hoy Jesús nos propone no excluir y tratar bien a todos.3) Pastorear: Qué lindo es conquistar y buscar almas para Jesús. Cuántos hermanos tienen un corazón lleno de Dios, que buscan que Dios toque corazones. Hoy, vos y yo, estamos invitados a pastorear y llegar a ese hermano que no conoce o se distanció de Jesús. Para Dios nada ni nadie está perdido, Él sale a buscar constantemente. Hasta el cielo no paramos.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Fehlende Folgen?

    Hier klicken, um den Feed zu aktualisieren.

  • Los deberes y las devociones.1) Doctrina Social de la Iglesia: La Iglesia, a través del papa León XIII, mostró que camina al lado y junto al hombre. Es por ello que surge un acompañamiento buscando ayudar al hombre en el mundo actual a la luz del evangelio. Es encarnar la Palabra en el mundo actual y llevar la esperanza que salva a esta sociedad que está dividida y viciada. Es por ello que hay un acompañamiento, con el cual se busca que el hombre se encuentre con Dios en lo cotidiano, como dice el himno de la Liturgia de las Horas «hoy Dios se cansó conmigo en el trabajo».2) Ejemplo: Sí, los cristianos debemos dar ejemplo de ciudadanía, porque hay una gran diferencia entre el habitante y el ciudadano. Porque el habitante habita, pero no se compromete; en cambio, el ciudadano se compromete con la sociedad y trabaja por ella. Para esto no es necesario meterse en política, podés iniciar con el gesto concreto de no tirar basura en la calle o limpiar la vereda de tu casa y no tirarla a la del vecino.3) Lo que es de todos no es de nadie: Es una triste realidad, pero en nuestra sociedad habita un gran individualismo, por el cual, lo que es de todos no es de nadie, pero lo que es tuyo sí lo haces ver que es tuyo. Por ejemplo, la plaza pública es de todos, pero basta mirar cómo está pintada con los grafitis o sucia. ¿Por qué no la cuidamos, si es de todos? Sin embargo, muchos cuidan bien la vereda de su casa para cuidar la imagen de su hogar.
Para crecer como sociedad debemos comenzar cuidando aquello que es de todos. Hasta el cielo no paramos.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Donde está tu tesoro está tu corazón

    1) No temas: No tengas miedo, porque alguien más grande que vos y tus problemas te acompaña. Dios te ama y te necesita y quiere darte la vida eterna y constantemente busca eso para vos y para mí, porque Dios quiere que todos se salven y busquen esa paz que solo Él puede dar. No tengas miedo, porque a pesar de todo lo que te toca enfrentar y pasar, Dios no te deja solo.

    2) Tu tesoro, tu corazón: Es bueno que hoy puedas mirar dónde está puesto hoy tu corazón, tus sueños, tus ilusiones, tu vida ¿qué es lo que vos querés para tu vida? Es allí donde está puesta toda tu energía para vivir. ¿Qué sueño y qué ilusión tenés? Porque si no tenés en claro eso, ni siquiera vas a tener ganas de vivir ¿qué es lo que te hace levantarte todos los días? Capaz que son muchas preguntas, pero quiero que te mires y puedas darte cuenta que estás más vivo que nunca y que tenés riquezas en tu vida, que no todas son pálidas, que tenés que encontrarle un sentido a tu vivir, que tu corazón tiene que apuntalar a eso que vos querés, amas, sueñas y añoras.

    3) Los ladrones: También hay ladrones y Jesús te invita a estar atento. Atento porque hay ladrones que buscarán tomarte tu tesoro. Están esos ladrones afectivos, esa mujer o ese varón que se abusa de tu corazón y te lo hace añicos, llevándote a ser un dependiente total de él o de ella, quitándote el tesoro de ser un feliz enamorado y pasando a «sufrir por quedar enamorado». Cuidado con aquellos ladrones ideólogos que buscan con ideologías mostrarte un paraíso, pero terminan quitándote tu libertad, cuando te roban tu vida y pasas a ser esclavo de una institución. Cuidado con los ladrones de tu identidad,  que por mostrarte amistad, se creen dueños de tu vida, llevándote a perder el tesoro más preciado: la libertad. Vos sos libre y nunca hipoteques tu libertad con nadie, ni con nada. Dios te dio ese hermoso regalo, cuídalo porque ni siquiera su voluntad atenta contra tu libertad. No dejes que nadie te robe la esperanza de ser feliz, no dejes que nadie te quite la alegría y tu sonrisa. Quien te quiere te respeta y te acepta como sos. Estate atento ante estos ladrones y para estar atento, debes recordar dónde está tu mirada, tu objetivo, tus sueños, tus intenciones y por dónde querés que vaya tu vida. Solo así, evitarás ser apresado por alguien o por algo.  Hasta el cielo no paramos.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • “Qué bien estamos aquí”

    1) Pedro, Santiago y Juan: A la vida no podés recorrerla solo o sola. Cuán importante es ir por la vida acompañados. Hoy es la oportunidad para que te des cuenta que no podés estar aislándote de todo el mundo. Tampoco podés caer en esa situación de victimizarte y decir “me dejan solo”, cuando en el fondo capaz que sos vos quien te alejaste de los demás o no te dejas ayudar. Hoy Jesús me enseña y te enseña que debemos buscar acompañantes de camino, de la vida, porque así la misma vida se hace más fácil. ¿Te dejas acompañar?

    2) Visión sobrenatural: Antes de enfrentarse a lo más doloroso, Jesús se refugia en la oración y en lo sobrenatural, pero mira cuán hermoso detalle, se refugia en lo sobrenatural para saber que lo duro que va a venir tiene un sentido… Vos también recordá que aquello que te toca enfrentar tiene un sentido y le tenés que dar un sentido sobrenatural. Por tanto, date esa oportunidad de encontrarte con Dios y sacar fuerzas para lo duro que te vino, te viene o te vendrá desde la mirada en Dios. Sos vos y solo vos quien puede darle sentido a las cosas, y es desde allí que podés encontrar solución a las cosas.

    3) Carpas: En esto Jesús nos enseña que uno espiritualmente tendrá inestabilidades, porque en la vida no es que siempre estás con el wifi de Dios a full. Habrá momentos en que se te cortará esa señal con Dios. Pero vale recordar esos hermosos momentos que viviste con Dios, para que los tengas asumidos en tu corazón. Feliz día de la transfiguración, que significa cambio de rostro. Por eso hoy es el día para que cambies tu rostro.  Hasta el cielo no paramos.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • Seguir

    1) Conmigo: El seguir a Dios implica seguir un estilo de vida, una manera de vivir, un ideal asumiendo la realidad. El ser cristiano es vivir como Cristo propone, no un “corte y pegue”… «tomo esto que me gusta y saco esto que no me gusta» ¡No! Y eso implica negarse. Porque al seguir una manera de vivir, incluso cuando se habla de seguir una ideología, hay parámetros, límites. Nosotros los cristianos seguimos a una persona, no a una idea. Tus  actitudes son las que fortalecen tus intenciones, pues mirando cómo actúas, descubro cómo piensas.

    2) Perder para ganar: La vida es jugársela, es un desafío vivir, es un desafío cada día. Implica riesgo, pero es por ahí donde va todo. Tenés que arriesgarte, claro que antes tenés que pensarla y ser prudente, pero tarde o temprano te tenés que tirar a la pileta. El tema es que nadie quiere perder. Pero tenés que probar y jugártela, inténtalo por lo menos. Un buen negociante sabe que no puede quedarse con toda la plata de ganancia, un porcentaje tiene que invertir para seguir ganando. Si uno se queda con todo, en algún momento (si no invierte) se queda sin nada. Lo mismo pasa en la vida, si vos querés quedarte y controlarlo todo y a todos, te podés quedar sin nadie y sin nada.

    3) Dios paga: El Señor sabe lo que haces y lo que no, a Él no se lo puede engañar. No dejes de luchar por tu objetivo, el tema es que tengas en claro a dónde querés ir con tu vida. Dios no se deja ganar en generosidad y te invita día a día a seguir caminando, no decaigas en tu camino. Busca siempre a Dios y ver qué es lo que Dios quiere de vos en todo tu camino. Acordate que hasta de lo más malo, con Dios, podés sacar algo bueno. Hasta el cielo no paramos.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • ¿Quién es Jesús para vos?

    1) Jesús para vos: Si haces una mirada para atrás y te haces la pregunta de ¿quién es Jesús para vos?, creo que va tomando un proceso. Esta pregunta es dinámica y va tomando distintos enfoques en tu vida. Por eso vale preguntarte, ¿quién es Jesús en tu vida hoy? Sé sincero con vos mismo y asumí lo que Dios representa para vos.

    2) Piedra: Hoy somos cristianos que nos encontramos con un mundo revoltoso, agotado. Es por ello que el cristiano de hoy debe formarse y conocer más de su fe. ¿Cuánto sabes de tu fe? ¿podrías explicarme algunas cosas? Y esto es fundamental para ser una piedra y sostén de la familia y de la sociedad. Tener claridad en lo que crees, porque como dirá san Agustín: “Creo para entender, entiendo para creer”.

    3) Aceptar: Es claro que en nuestra vida hay cruz y es necesario asumir que no todo es color de rosas. Pero vale rescatar que es a través de la cruz donde encontramos la salvación. La cruz es un punto de esperanza, porque es sacrificio por amor, es hacer algo sagrado por amor. Hasta el cielo no paramos.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • El proceso orante

    1) Gritar: Es la primera actitud orante que usa esta mujer del evangelio. Ella grita. Él no responde nada. ¡Cuántas veces a vos y a mi nos pasa esto! Vos y yo gritamos y nada. El grito es la actitud de alguien desesperado, que no puede. Son los últimos manotazos de la vida. Hoy ¿gritas? ¿Qué le gritas a Dios? Sé que hay algo que te tiene preocupado y loco… y también sé que lo venís siguiendo a Dios y gritando. No dejes de gritar, porque desde el cielo te van a ayudar. Seguí, seguí, volvelo a Dios un poquito sordo para que te sane. Pégate a su oído (el sagrario) y pedile que te sane, que te cure, que te alivie.

    2) Postrarse: Es el abandonarte a sus manos. Es unir humildad y confianza. Alguien a quien recuerdo en esto es a san Juan Pablo II, rezaba así, postrado, sabiendo que él era nada y que Él, Dios, era todo. Tírate a las manos de Dios para que Él te levante y sane.

    3) Respuesta de fe: Es la respuesta de esta mujer, que sorprende. Quien tiene fe es un gigante en esta vida. Me pongo a pensar en los que pudieron con la fe superar hasta el campo de concentración. Pienso en aquellos que superaron las peores calamidades a través de la fe. Y pienso en vos que, aunque no te conozca, sé que me escuchas. No te conozco, pero sé que con tu fe vas a salir adelante. No sé si es grande o chiquita, pero con solo saber que tenés fe, sé que podrás. Hasta el cielo no paramos.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • Características del cristiano

    1) Cordialidad: Es la actitud que tiene Jesús con la gente. Es cercano y simple. El Hijo de Dios tiene la delicadeza de despedir a la gente; y vos y yo, que somos simples criaturas, nos mostramos distantes y aparatosos. ¡Vamos! Busquemos gestos de cordialidad más que nunca en estos tiempos que vivimos. Toma la actitud de saludar a la gente, de mostrarte humano. No sé si serás simpático (porque eso ya es un regalo de Dios), pero por lo menos genera un buen ambiente. Trata de lograr ser simplemente normal.

    2) Oración: Jesús se toma su tiempo en estos días de lectura. Nos insiste en tomar ese tiempo de estar a solas y hacer oración. Aprende y trabaja en escuchar a Dios. Antes de tomar una decisión, habla con Dios, con tus palabras. Antes de asumir un rol, habla con Dios. Hoy, habla con Dios. Entrégale todas tus preocupaciones y habla de todas tus preocupaciones con Él.

    3) Calma: Es algo que vos y yo tendremos que pedir y luchar. Porque nos sentimos desilusionados, cansados, agobiados, inundados por todas partes. Lo que más nos cuesta es que no podemos controlar la situación. Por eso hoy te pedimos la calma, Señor. Ayúdanos a saber descubrir cuál es tu plan. No pierdas la calma y si sentís que la estás perdiendo, recurrí a Él. ¡No tengas miedo!  Hasta el cielo no paramos.

    --- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support
  • Un momento de silencio.1) Estar a solas: Hoy estamos en el mundo del ruido: la tele, los programas, la radio, etc. Todo es ruido, hasta gritamos y no hablamos. Hoy nos aturdimos el uno al otro. Es esa dictadura del ruido, la que te lleva a estar siempre “conectado”, y sin momento para estar a solas.2) El silencio: El poder del silencio es grande y sana muchas heridas interiores. Es de maduros saber estar solo y buscar estar solo. El callar exterior e interior es lo que te va a permitir fortalecer tu corazón y tú visión hacia la felicidad. Si Jesús buscó momentos para estar a solas cómo no lo vas a buscar vos.3) Denles de comer: Es saberte que tenés la capacidad de dar y de darte a los demás. No es dar de lo que tenés, sino solamente lo que Jesús te pide que des. Vos podés saciar y aliviar a un hermano. Pero eso exige antes estar con Jesús y conocer lo que te pide Jesús. Así como un sacerdote antes debe pasar por el seminario, para luego darse a los demás en la Parroquia, o un casado antes debe estar de novio, para conocerse y comprenderse más, para luego darse a los hijos y desde allí a la sociedad. Vos primero debes relacionarte con Jesús para después darlo. No tengas miedo, busca el silencio y escucharás el ruido suave de Dios. Hasta el cielo no paramos--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • La avaricia te empobrece.1) Compartir: Pobre es aquel que no sabe compartir. Es importante saber esto, puesto que es en el compartir donde uno se enriquece en la vida. Cuando te haces cerrado lo único que logras es empobrecerte. No me refiero tan solo al dinero, me refiero también a todo lo que implica tu vida. Compartí tus conocimientos, tus experiencias y tus oídos. La vida está hecha para compartir y lograr enriquecerse con el otro, y no del otro.2) Nada es seguro: Hay personas que parece que lo único que los mueve es la billetera, pero te aseguro que conocí gente pobre, pero con fajos de billetes verdes en sus bolsillos. Pobres porque estaban tomados de tristeza y soledad, llegando a la situación de querer comprar amistad o compañía. Hay cosas que el dinero no puede comprar. En cuanto a lo material, me animo a decirte que no todo es seguro. Hoy tenés y mañana capaz que no. Uno debe aprender a llevar la vida en toda circunstancia. Pero te aseguro que el amor de un hijo, el amor de tu compañera de vida o la guía de un amigo verdadero es algo fuerte que cala lo más hondo de la vida. Apostá a eso.3) Sé prudente: Aprende a vivir la vida y el día a día. El dinero es un medio para vivir y no es tu vivir. No negocies ciertas cosas, porque ello puede traerte sabores amargos. Hay cosas que el dinero no puede resolver ni comprar, por ello no negocies:el cariño de tus hijos,los momentos con tu familia,el diálogo con tu esposa o tu esposo,la charla con tu mejor amigo,tu diálogo con Dios,los momentos con tus padres,el tiempo para vos.No los negocies, porque los intereses son caros. Hasta el cielo no paramos--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • La fama llega a los oídos.1) Juan Bautista: Pasará a ser esa conciencia de Herodes, porque le decía la verdad. Él no se callaba, decía las cosas, y claro, por decir la verdad le cortan la cabeza, lo liquidan porque molesta. Vos no te bajonees, seguí defendiendo la verdad. Las cosas pasan y la verdad queda. A la injusticia también la vivirás, y la vivís, pero es preferible que te corten la cabeza por decir la verdad que perder la cabeza y vivir en la mentira.2. Herodes: Es la situación de aquella persona que vive en su narcisismo, que vive en su mundo y todos deben integrar su mundo y quien no lo integre, porque no cumple con lo que él o ella quiere, lo hace desaparecer. No seas ese Herodes que vive de la vida de otros. No busques que todos los reflectores te iluminen a vos. En esta vida es vivir sin liquidar a nadie, no pises la cabeza de nadie para vos sobresalir. No busques que te aplaudan las cosas que haces mal. Hoy existe esta enfermedad de querer ser Herodes, ser una persona que quiere brillar cueste lo que cueste; brillar, pero no por su trabajo, sino liquidando.3. La cabeza: No dejes que te hagan perder la cabeza en esta sociedad. Vos tenés que vivir en la verdad. No te hagas un Herodes. No tengas miedo a las cosas que tenés que enfrentar en esta vida. Cuida la oración y tus raíces, son dos cosas que te guiarán siempre. No caigas, sé fuerte. La misma verdad te hará vencer todos los golpes. No pierdas la cabeza con tu propia mentira, vos tenés que ser un profeta de Jesús. Anuncia a Jesús. Hasta el cielo no paramos--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Santa Marta.1) El pésame: En los momentos duros encontramos personas que nos acompañan, algunos por un simple cumplir y otros por acompañarnos en los momentos duros y decididos de la vida. Pero hay veces que culpamos a la sociedad de cómo se vive y qué nos pasa, pero la sociedad la hacemos nosotros. Hoy vivimos en una sociedad indiferente. Basta ver que te roban en la calle y nadie se mete, en una sociedad que cada uno mira lo suyo. Cómo será que ya se está perdiendo hasta el saludo en la calle, porque cada uno está con sus auriculares y mirando su pantalla de celular. Hoy, pidamos a Dios por una sociedad que sea más comunitaria.2) Marta: Ella experimenta la muerte de su hermano, el dolor… cuánto nos golpea cuando perdemos un ser querido, cuánto nos duele. Solo la fe nos anima a luchar y a seguir. Es duro y difícil, para estas heridas no hay medicación, solo la confianza en Dios y la fe.3) Crees: Jesús te invita a creer y a confiar, como le pidió a Marta. Abandónate a las manos de Él y viví junto a Él. Quisiera terminar con una oración antigua, pero hermosa, para rezar por aquellos que fallecieron o han de fallecer:«Te recomiendo a Dios Todopoderoso, mi querido hermano (o hermana), y te pongo en las manos de aquel de quien eres criatura, para que después de haber sufrido la sentencia de muerte, dictada contra todos los hombres, vuelvas a tu Creador que te formó de la tierra. Ahora que tu alma va a salir de este mundo, salgan a recibirte los gloriosos coros de los ángeles y los apóstoles, que deben juzgarte; venga a tu encuentro el ejército triunfador de los generosos mártires; rodéete la multitud brillante de confesores; acójate con alegría el coro radiante de las vírgenes, y sé para siempre admitido con los santos patriarcas en la mansión de la venturosa paz. Anímaee con grande esperanza san José, dulcísimo Patrón de los moribundos. Vuelva hacia ti, benigna , sus ojos, la santa Madre de Dios. Preséntese a ti Jesucristo con rostro lleno de dulzura, y colóquete en el seno de los que rodean el trono de su divinidad. No experimentes el horror de las tinieblas, ni los tormentos del suplicio eterno. Huya de ti Satanás con todos sus satélites. Líbrete de los tormentos Jesucristo, que fue crucificado por ti; colóquete Jesucristo, Hijo de Dios vivo, en el jardín siempre ameno de su paraíso y, verdadero Pastor como es, reconózcate por una de sus ovejas. Perdónete misericordioso todos tus pecados; póngate a su derecha entre sus elegidos, para que veas a tu Redentor cara a cara y, morando siempre feliz a su lado, logres contemplar la soberana Majestad y gozar de la dulce vista de Dios, admitido en el número de los bienaventurados, por todos los siglos de los siglos. Así sea».Hasta el cielo no paramos--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Lo bueno y lo malo.1) Juntaron: Es necesario que tomes tu tiempo para que veas qué cosas tenés que dejar de lado y qué cosas tenés que seguir teniendo en tu vida. Hay cosas que las venís arrastrando o manteniendo y la verdad es que no te sirven o no te ayudan para que seas feliz. Así como hay cosas materiales que en su momento eran buenísimas y te servían, y hoy son simplemente chatarra, en tu vida y en tu realidad capaz que hay chatarras de pensamiento o de relación. Capaz que mantenés cosas que ya no sirven o no aportan a tu vida. Capaz que esa persona que está al lado tuyo hoy no te aporta nada en tu vida y se convirtió en una simple relación viciosa, y la mantenés sin siquiera saber por qué. Como así también, personas que te hacen mucho bien a las cuales tenés que cuidar y mantener.2) Lo malo: Es aquello que no deja aporte, por ejemplo, pregúntate: ¿esta persona aporta en mi vida? ¿Qué? Y también poder fijarte si hay cosas a las cuales mantenés en tu vida por pura obsesión o por puro vicio. Hay veces que nos aferramos a cosas malas que lo único que hacen es callar nuestra verdad.3) Lo bueno: Es aquello que te anima y aporta; lo que te recuerda quién sos y te hace pleno; lo que te permite avanzar en la vida. Claro que tendrás privaciones y límites al elegir lo bueno, pero complementa con tu vida y te anima a vivir, a ser. En la vida tendrás que hacer un “parate” y mirar bien quién sos y qué querés para vos y cómo continuarás viviendo tu vida. Luego de ese “parate”, mira lo que te hace mal, lo que te hace bien y lo que no te ayuda a ser plenamente vos y la voluntad de Dios para vos. Mira lo que te hace bien y te hace ser más vos. Hasta el cielo no paramos--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Opción de vida. 1) Tesoro en un campo: Tu vida implica una búsqueda. Lo que buscas está aquí en este mundo, pero exige de vos la seriedad de buscarlo. Busca tu felicidad, no te quedes así con las manos vacías, ni tampoco esperes que venga todo por sí solo. Soltate y salí. Busca a Dios y busca eso mismo que te hace feliz, que te da paz y te hace sentir bien. Eso que te llena. 2) Lleno de alegría: El tener a Jesús y saber por dónde va el camino de tu felicidad te llena de alegría y entusiasmo. La alegría es el eje de la paz interior que logras tener. Un corazón lleno de paz permanece alegre. Alegría y paz son las señales de que tu caminar va por ahí. Hoy lo que estás haciendo y viviendo, ¿te da paz? 3) Negociante: Saber y aprender que en la vida uno debe ponerse cierta jerarquía de valores, el saber que vos vas armando un ritmo, pero que de vos exige dejar de lado algunas cosas y adentrarse más en otras. Aprende a dar valor a cada cosa, según lo que te lleva más o menos al objetivo que tenés. Dios nunca te deja, pero te advierto que cuando lo conoces verdaderamente, a Él no lo dejas más. Hasta el cielo no paramos.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Señor, ¡explícanos!1) Volvió a su casa: Es ese lugar donde Jesús está con los suyos, donde comparte. El evangelista nos muestra esta parte humana de Jesús. Es esa parte que vos no tenés que perder nunca. Volvé a tu casa, compartí con tu familia, desenchúfate de ese acelere que tenés, que cuando llegas de laburar seguís laburando en tu casa, limpiando, lavando, etc. Compartí con los tuyos, sentate a tomar unos mates o un café, habla de lo que te pasa, de lo que sentís, explica la vida con tu vida. Genera ese momento de interioridad.2) Le pidieron que le explique: Hoy vos y yo también le pedimos a Jesús que nos explique. Porque hay cosas en esta vida que no entendemos. No entiendo por qué al que hace lo liquidan; no entiendo por qué personas buenas se van rápido de este mundo; no entiendo por qué hay tanta injusticia…. Tantas cosas que vos ni yo entendemos. Pero sé que algún día nos vamos a sentar frente a Jesús y nos va a explicar todas las cosas. Eso te lo aseguro.3) La semilla: Hoy mira tu vida. Fíjate qué tipo de semilla hay en tu corazón; qué es aquello que te mueve a vivir, a darte a los demás; qué es aquello que te identifica y te lleva a dar fruto para los demás. Vos y solamente vos sabes lo que podés dar y generar en los otros. Necesitamos que nos sacies de tus frutos, de esa semilla que vos tenés y que con el tiempo la fuiste y la vas trabajando. ¡Sacia, porque hay gente que te necesita! Hasta el cielo no paramos.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • El servir.1) La madre: La mamá de estos apóstoles busca asegurarlos a ellos. Ella está segura, pero ellos no. Cuánto pasa esto, cuando vos como mamá y papá querés darle todo a tu hijo o a tu hija, olvidándote que ese hijo o esa hija tiene que hacer su camino y tomar sus decisiones. Porque te aclaro algo: estos apóstoles ya eran barbudos, no eran niños. Ya tenían edad. Creo que habla de esta madre que lleva a que sus hijos no asuman su vida, sino que ella los lleva en la vida. Recuerdo a un amigo que no maduraba nunca. Tenía dos hijos, y sus buenos treinta y tantos años, pero seguía viviendo de la jubilación de los papás y en la casa con sus papás. No sé por qué me viene a la memoria este amigo, pero lo que sé es que esta madre le buscaba laburo, más preocupada que él. Le daba todo cocinado.2) El poder: Cuánto nos toma el poder. Nos esclaviza y es como la anestesia. Cuando menos te das cuenta te seda y te toma. Los cargos, si no van acompañados de la espiritualidad y una visión sobrenatural, te pueden liquidar y hacerte muy soberbio, mirando a los tuyos como empleados más que como hermanos. Puede pasarte a vos como esposo, mirando a tu esposa como empleada o al revés; a vos como hijo, mirando a tu papá o mamá como cajero automático. Eso es también creer tener poder. O como curas que, en vez de mirar a los feligreses como hermanos, los ven como empleados domésticos. El poder es para servir y no es para servirse del poder.3) El rescate: El servicio es una de las claves para llevar el reino de Dios. Como será que a los sacerdotes y a los que sirven en la Iglesia se los llama “ministros”, porque «ministro» en griego significa: “el menor de los que sirve”. Por eso también a los funcionarios públicos se les puso el término ministros. Hoy, pidamos servir como menores; servir y desaparecer. Que el poder no te tome. No andes marcando y decidiendo en la vida de los demás, más bien busca llevar a Jesús con servicio y sencillez. Hasta el cielo no paramos--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • Enséñanos a orar.1) Sabiduría lucana: Lucas hace dos domingos, a través del buen samaritano, nos enseñaba que la clave de la vida cristiana es ayudar al hermano, sea como sea y fuere la situación que fuere. Pero luego de ese evangelio vienen Marta y María, en donde nos aclara que para tener la capacidad de ayudar y servir se necesita de un encuentro y escucha con Dios. Allí está la parte importante. Pero en este domingo nos da un punto más. Para servir y tener esa capacidad de entrega se necesita un diálogo con Dios, de manera insistente y constante. Por eso habla de orar y no de rezar. Orar es dialogar, rezar es repetir. 2) La insistencia: Jesús te recuerda que tu caminar tiene momentos duros, difíciles, confusos. Es allí donde debes insistir con tu oración. Es ponerte en manos de Él y abandonarte en Él. Pero hablarlo y decirle lo que vivís y sentís. Nunca dejes de lado ese hueco de tu tiempo para con Dios, aunque tu día debe ser una oración ya que en todo momento Cristo está con vos.3) Dar cosas buenas: Yo no dudo que vos querés dar lo mejor, pero es importante saber que siempre uno debe analizar su vida e interrogarse ¿estoy haciendo bien las cosas? ¿Me arrepiento de algo? Creo que sí hay momentos en que nos arrepentimos, pues si no te arrepentís de nada es que la soberbia te tomó. Busca la paz en tu corazón, todo corazón arrepentido y orante lo va a lograr. Siempre da lo mejor de vos. Hasta el cielo no paramos.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • El trigo y la cizaña.1) Al dormir: Es verdad que uno descuida su vida espiritual, a todos nos pasa. Nos confiamos cuando andamos bien, cuando no nos cuesta rezar o ir a misa. Es como que sentimos que andamos con la línea del wifi espiritual al tope. Al no alimentarlo o descuidarlo con nuestras actividades y no dejar acompañarnos, contando a un guía espiritual cómo vamos semana a semana, empezamos a empantanarnos sin darnos cuenta. Porque si no uno se duerme o descuida la guardia.2) La cizaña: A todos se nos pega un vicio o una maña, o esa debilidad que tenemos, cuando menos te lo imaginas vuelve a aparecer. Es como una persona alcohólica anónima, que cada día dice y se repite «solo por hoy». Es tremenda esa frase, ayuda muchísimo; todos tenemos una debilidad a la cual podemos caer de un solo toque. Es bueno hacer un examen de conciencia a la noche, una miradita al día que acaba de terminar.3) El tiempo: Es el tiempo el que te ayudará a descubrir cuál es tu debilidad y tu lucha. El tiempo te ayudará a ir puliendo tu vida, a ir dándote cuenta qué cosas te ayudan y qué cosas no te ayudan en tu vida. Hasta el cielo no paramos.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support

  • María, no me retengas. 1) De madrugada: En la vida hay momentos que no vemos bien las cosas. Hay cositas que no tenés en claro en tu corazón y en tu cabeza. En ese momento es bueno esperar y aprender a mirar. María Magdalena tenía el corazón roto, pero seguía caminando y yendo a ese lugar donde estaba la persona que le había cambiado la vida. Por eso hoy te invito a que no dejes de caminar por tu vida, aunque te hayan destrozado el corazón y la esperanza. Búscalo a Jesús, El que te cambió y cambia la vida, por fa... no dejes que la tristeza tire todo aquello que te hizo apasionarte en el vivir. Salí a buscarlo. No te quedes encerrado en tus miedos, no te quedes encerrada en tu dolor.2) ¿Por qué lloras?: Qué es los hoy te hace llorar y te hace perder el centro. Viví la espiritualidad. Volvé a hablar con Jesús. No dejes que las lágrimas te hagan perder el centro de tu corazón. Cuántas lágrimas hay en vos y en mí que nos hacen sentir impotentes y solos pero, sin embargo, Jesús nos quiere llenar de Él. No dejes de mirar a Jesús para que calme tu corazón. 3) Anunciar: María sale y anuncia. Muestra que Jesús está vivo. De las lágrimas a la alegría se puede pasar por la fe. Es la fe lo que te permite ser anunciador de vida y esperanza. ¡Vamos! que tu fe no decaiga y que tus lágrimas no sean motivo de caída sino de encuentro con el Resucitado. Hasta el cielo no paramos.--- Support this podcast: https://anchor.fm/misioneros-digitales-catlicos/support